Los límites no existen


A la hora de enfrentarse a un nuevo reto físico, es muy común escuchar frases como: “no puedo”, “es muy difícil”, “no me queda tiempo”, argumentos que son utilizados, en ocasiones, como excusas. Pero para demostrar que todo está en la mente y que para lograr lo que queremos no hay límites, traemos un historia de vida que cambiará tu forma de ver las cosas, de asumir los retos que definitivamente te harán sentir más positivo y vital. Para cambiar estas palabras negativas por positivas, contamos el caso de Berta Barón, una mujer de 63 años, a quien le realizaron un reemplazo total de cadera. Aunque muchas personas le decían que era mejor guardar reposo y era casi imposible volver a recuperar su equilibrio por la cirugía realizada, ella decidió enfrentarse a las dificultades que le estaba dando la vida y optó por superarlas. Berta, buscando superar esta situación, tomó la decisión de asesorarse con Carlos Samacá, entrenador personalizado de nuestra sede 114, especialista en entrenamiento para personas de la tercera edad, mujeres embarazadas y niños. Un verdadero profesional en la materia. Después de la cirugía, se evidenciaba que Berta tenía muchas limitaciones: ausencia de masa muscular, falta de fuerza y coordinación en la zona afectada. Para superar estas deficiencias, el entrenador le diseñó un entrenamiento funcional que inició con autocargas y luego therabands hasta llegar a realizar ejercicios de hipertrofia en máquinas. Gracias a su disciplina logró recuperar el equilibrio, tanto así que ahora puede hacer con facilidad ejercicios con peso libre en bases inestables. Sin embargo, quedaba un reto por superar, Carlos le había puesto como objetivo a Berta hacer Spinning. Al verse el equilibrio tan afectado, este era uno de los retos más difíciles de alcanzar, y al final fue vencido con exigencia y mucho entrenamiento, superando otro obstáculo que Berta llegó a ver como imposible. Luego de tanto entrenamiento, constancia y disciplina los cambios son muy notorios, de tal manera que las limitaciones del comienzo podrían otorgarse a un factor psicológico, tal vez por el sin fin de precauciones que le inculcaban. Algunos se preguntarán ¿Cómo logró esa disciplina? Según Carlos y Berta, el primer paso es trazarse un objetivo, luego viene la parte complicada que es luchar para alcanzarlo. No se puede pretender querer algo y estar de brazos cruzados para lograrlo, así que lo importante es saber cuál es la meta que se quiere alcanzar y darse cuenta que los límites no existen. Hoy en día Berta entrena y lleva una vida saludable con resultados sorprendentes, demostrándonos que las barreras y limitaciones se pueden superar en la medida que exista disciplina, dedicación y asesoría de profesionales que brinden una guía adecuada según los objetivos de cada persona.
Related Post
Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *