Sea una rodilla jodida, algunos kilos de más o te sientas ¡del carajo!, es mejor que pases por manos de los duros.

Deja tus datos y te contamos todo sobre fisioterapia y medicina deportiva:

Cerrar